REENCARNACIÓN BOTÁNICA



Mientras mama moría, Ana le sacaba los deditos de los pies. Los ha quitado,uno a uno, con la boca y los guarda apretados en la mano. Sale al jardín, hace un pozo, tira los dedos dentro. Tapa el pozo y lagrimea, esperando que broten otras madres de la tierra. 



17 comentarios:

Publicar un comentario